You are here: Home » General » Cómo Seguir La Dieta Cuando Tienes Que Comer Fuera

Cómo Seguir La Dieta Cuando Tienes Que Comer Fuera

Cuando tenemos que comer fuera por motivos de trabajo o porque vamos a estar de viaje, o sencillamente estaremos fuera de casa buena parte del día, se puede complicar la tarea de guardar la dieta ya que la mayoría de los alimentos preparados en restaurantes, son muy condimentados y se preparan usando aceites vegetales con grasas saturadas o de muy baja calidad aumentando el nivel de colesterol.

Por eso debes tener en mente todo eso cuando vas a ordenar tu comida. Por otra parte, comer en lugares donde se prepara la comida de forma más informal, que en algunos lugares se conoce como fondas, puestos de tacos, quesadillas, tamales, etc. definitivamente atrasará cualquier adelanto que hayas conseguido con tu dieta, por ello hay que evitarlos.



Cuando vayas a comer en un restaurante sigue estos sencillos, pero útiles consejos.

1- Para los primeros platos: Trata de pedir siempre ensaladas, verduras a la plancha, gazpachos, etc. y en los segundos platos prefiere las carnes y pescados a la plancha o al horno. Son comidas que debido a la forma de cocción contienen muy poca grasa.
2- Evita las guarniciones: Las papas (patatas) fritas y otras frituras son especialmente peligrosas . Suelen ser platos con alto poder calórico. De la guarnición depende muchas veces que un plato sea alto, o bajo en calorías y si tu objetivo es perder peso, te recomendamos que te olvides de las patatas (en el formato que sean, sobre todo fritas), las ensaladillas rusas, o cualquier fritura, mientras que puedes abusar de las ensaladas, verduras crudas o a la plancha o brasa o el arroz blanco.

3- Intercambia los postres: Cambia los postres por una infusión, un zumo de naranja natural, o un té. Las natillas y otros postres por el estilo déjalas aunque resulten muy tentadores.

4- Huye de las salsas: Casi todas las salsas están hechas a base de mayonesas o nata y las calorías son su atributo más valioso. Ni rosa, ni tártara, ni ninguna otra. Cambia las salsas por un buen aceite de oliva, pero en poca cantidad, limón y sal sin abusar de la sal.

5-Deja el alcohol para otra ocasión: Beber cerveza no es lo mejor cuando estás a dieta y cuando estás comiendo fuera no la consumas.Déjala para cuando hayas adelgazado, de momento, ni alcohol, ni bebidas carbonatadas. El agua clara es tu mejor aliada. Tiene cero calorías y si tienes la sana costumbre de beberte un par de vasos antes de las comidas, se te quitará el hambre y comerás con menos ansia.

Seguro que mucho depende de la dieta que sigues (siempre y cuando no sea algo arriesgado)para adelgazar y en que etapa vayas, pero los consejos anteriores te ayudarán a balancear la alimentación para que no choque con tu dieta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *