You are here: Home » bajar de peso » Consejos para no engordar en Navidad

Consejos para no engordar en Navidad

Hoy vamos a daros una serie de consejos para no engordar en Navidad, y es que la Navidad es un peligro para todos aquellos y aquellas que queremos mantenernos en nuestro peso ideal.

En Navidad se multiplican los atracones y es muy difícil evitar la tentación. Tal vez ya hemos tenido que lidiar con amigos y cenas de empresa, pero lo más difícil es ahora, desde la víspera de Navidad, cuando se multiplica lo que comemos, no paramos de picotear, y nuestro peso de dispara por eso vamos a daros una serie de consejos que te ayudarán a mantener tu peso.

Otro consejo para no engordar en Navidad pasa por comenzar las navidades haciendo ejercicio, recuerda que el deporte es algo muy sano para la salud, y además ayuda a reducir el apetito. Ten en cuenta que hacer cuarenta y cinco minutos de ejercicio por la mañana nos ayudará a disminuir las ansias de comer que surge en navidades.

Uno de los problemas de la Navidad es que comemos de más y no nos paramos a pensar si hemos engordado o no hasta que estas fiestas terminan por lo que es importante que te peses antes y durante las fiestas de ese modo podrás controlar tu peso y te asegurarás si te estás pasando o no estas navidades.

No picotees entre horas, durante las fiestas navideñas es importante saber decir no a la tentación del picoteo. Evita picotear entre horas tanto chocolates como turrones, etc. Es mejor que si tienes que comer de más sea en las comidas importante y no por tanto mientras picas.

Comprométete a comer verduras y platos cocinados bajos en grasas. Está claro que es muy difícil de cumplir pero recuerda que puedes hacer cenas de navidad opulentas y suculentas a base de verduras. Aun así aunque en las comidas importantes de la Navidad nos pasemos recuerda que el resto de días sí que puedes hacer como te decimos y que comas más verduras y hagas una comida menos copiosa.

Un truco muy bueno es el de evitar ir a la fiesta con el estómago vacío. Aunque muchos piensen que no comer para luego pegarse el atracón es mejor están equivocados, lo ideal es realizar las cinco comidas al día recomendadas. Piensa que si vas a llegar para la cena de Navidad con un hambre de miedo posiblemente acabarás comiendo mucho más de lo previsto. Recuerda que es muy fácil perder el control frente a una mesa llena de manjares pero con el estómago vacío perder este control resulta mucho más fácil.

El principal problema es que las comidas de Navidad ya no solo suele ser excesiva sino que también es muy variada en platos. Es muy probable que tengas que lidiar con todo tipo de entrantes, dos o tres primeros y segundos y los postre. Y una máxima, si comes más de la cuenta seguro que engordas. Por esta razón, es mejor seleccionar cuidadosamente lo que queremos comer. Una vez que hemos pensado esto, es mejor centrarse en el plato que nos gusta, y dejar los que menos, además debemos tener mucho cuidado con los entrantes y postres ya que son las partes más peligrosas y, en general, más calóricas. Además es importante que tengas en cuenta los dulces de navidad, turrones, bombones, etc. y los evites completamente.

Otra cosa súper importante a tener en cuenta es la bebida. El alcohol es la principal fuente de calorías, pero también los refrescos con gas tienen muchas calorías y por tanto deberías evitarlas. Es difícil evitar completamente el consumo de alcohol, pero si no quieres engordar en navidades deberías no tomar o al menos beberlo con moderación.

Come lentamente. No es ningún secreto, no es bueno comer rápido y además propicia que nos lleve a comer más y a engordar. Por lo tanto en la cena de Navidad come lento de ese modo ya no solo digerirás mejor los alimentos sino que controlarás lo que comes y evitarás empacharte.

Si la noche de Navidad cenaste demasiado, compensa los días posteriores. Come
ensaladas, verduras y pescado a la plancha y carne. Si eres estricto o estricta en este sentido, no sólo te mantendrán en tu peso, tal vez incluso, llegues a perder algunos kilos.

No engordar en Navidad

Sino quieres engordar en Navidad lo primero que debes hacer es prepararte un plan y ejecutarlo al pie de la letra. Aunque parezca imposible, no lo es. La clave está en disfrutar de las vacaciones sin remordimiento alguno, pero compensar el exceso de calorías, comer más en casa y elegir lo que comes, elegir por supuesto de forma equilibrada vegetales, proteínas y carbohidratos.

Lo primero y más esencial es limitar días de excesos solo a los que realmente se deben: Nochebuena, Navidad, y año nuevo; y los días restantes solo comer equilibradamente incluso hacer dieta. En otras palabras, este excedente de comida los días de fiesta se deben minorar el resto de días.

Como ya dijimos es muy importante tener un pequeño control sobre los aperitivos y los postres. Hay que evitar el azúcar y el alcohol que ya no solo nos hará engordar, por lo que es muy recomendable añadir a los menús protectores contra el alcohol y el azúcar como el azafrán, fresas frescas que protegen el estómago, y la alcachofa que además de diurética protege el hígado.

Las verduras son esenciales para no engordar en navidad. Cada vez son más las personas que hacen menús adaptados con mucha verdura, menús bajos en calorías. Al final de lo que se trata es de ofrecer algo especial como todo el mundo hace en Navidad pero bajo en grasas.

Otras soluciones pasan por realizar terapias de desintoxicación de 3 días con batidos naturales a base de frutas y verduras para restaurar el cuerpo y anticipar los excesos de esta época del año.

Consejos para la cena de Navidad

No improvises en tus menú. Puedes presentar un menú rico en frutas y verduras, proteínas en forma de truchas, salmón, o atún. Puedes plantear un aperitivo basado en manzana seca o avellanas y nueces, y una cena a la plancha de pescado azul con alcachofa, espárragos, brócoli o espinaca.

Una semana antes de Navidades puedes comenzar tu dieta, y una vez hayas adelgazado un poco despreocúpate un poco en Navidad, pero solo un poco, no te pases.

Cuando vayan a comenzar los cócteles, espera y ves cogiendo pausadamente sin acelerarte seleccionando muy bien los aperitivos que quieras probar.

Es muy importante incluir en las cenas navideñas alimentos que ayuden a desintoxicarte de los atracones como es el caso de la piña, un alimento que pega mucho en estas fiestas y que además de muy rico es muy saludable.

Obviamente en vacaciones se producen muchos excesos y más en navidades, es normal comer sin hacer dieta durante todas las fiestas pero podemos hacer una serie de tareas que nos pueden ayudar a gestionar nuestro peso.

El ejercicio físico por ejemplo en navidades es esencial. Es cierto que cuanto más comemos más hinchados nos sentimos y menos ganas tenemos de ir al gimnasio o hacer deporte pero esto es un error. Hay que tener en cuenta que en estos días de excesos, hacer deporte nos permitirá mantenernos pero no adelgazar. Nos ayudará a no retener líquidos.

En este sentido es muy importante eliminar líquidos por eso es conveniente sustituir el café por los tés diuréticos, por ejemplo.

Asegúrate de que vas regularmente al baño. En estas fechas señaladas se producen cambios que a veces nos imposibilitan para ir al baño por eso en tal caso es importante ir a la farmacia para mantener activo el tránsito intestinal. De ese modo conseguiremos eliminar los excesos alimenticios de Navidad de forma adecuada.

Tras las fiestas recuerda no seguir comiendo de forma tan copiosa, es más, es el momento de hacer una tregua con tu estómago y comer de forma más suaves, es bueno optar por alimentos bajos en calorías como brócoli, espinacas, zumo de fruta, pollo y pescado blanco a la parrilla.

No pases las tardes sentado o tumbado en el sofá mientras comes turrón. Levántate y sal a caminar, no es preciso salir a correr solo disfruta de un paseo durante una hora para bajar la comida.

Por otra parte si quieres reducir tu cintura y quitar la grasa que te sobra escucha a tu cuerpo. Comer sin apetito es algo que solemos hacer muchas veces en la cena de Navidad por lo que si ese es tu caso, deja el cuchillo y el tenedor y deja de comer, tu cuerpo te lo agradecerá.

Recuerda que alcohol engorda mucho por lo que si quieres beber te recomendamos que bebas vino preferiblemente rojo que engorda menos que los vinos blancos y los espumosos.

Y hasta aquí nuestros consejos para no engordar en Navidad. Esperamos que sean de utilidad, y si conocéis más trucos que puedan ser de utilidad para todos nuestros lectores, no lo dudéis y compartir vuestros trucos e ideas. ¿A qué esperas? ¡Feliz Navidad a todos y feliz año nuevo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *